Pedro Virgili

Retrato de Pedro Virgili. Galería del Decanato   Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz

Pedro Virgili y Bellver (1699 – 1776), fue el creador del “Real Colegio de Cirugía de la Armada de Cádiz”, en Noviembre de 1748,  junto a Juan  Lacomba que había fundado un modesto anfiteatro anatómico anexo al Hospital Real.

Formado en la universidad de Montpellier y más tarde en Paris. Llegó a alcanzar la cumbre en su carrera de cirujano: Cirujano de la Armada, creador del Real Colegio de Cirugía de Cádiz y del de Barcelona, Cirujano Mayor de la Armada. Impulsor de las obras del edificio del Real Colegio (concluido en 1751) y de la instalación del Jardín Botánico.

Debido a su fama, fue llamado en 1758 a la Corte de Fernando VI como Primer Cirujano de Cámara, aunque siguió manteniendo su vinculación con el Colegio de Cádiz. Asistió a la enfermedad de la reina Barbara de Braganza y a Fernando VI en su muerte. El rey le concedió el título de nobleza  y fuero de hijodalgo para él y sus descendientes.

Durante el reinado de Carlos III creó el Colegio de Cirugía de Barcelona, del que fue Director,  con el fin de  formar cirujanos para el ejército de tierra. Lo hizo a semejanza del de Cádiz  y se basó en su Reglamento . Los Jefes y Maestros que constituyeron el primer claustro eran todos, menos uno, alumnos predilectos del Colegio de Cádiz. En 1764 recuperó el cargo de Médico de la Real Cámara.

Virgili mantuvo relaciones muy estrechas con las más importantes figuras científicas del momento, como Antonio de Ulloa y Jorge Juan, y participó activamente en la Asamblea amistosa y literaria que este último fundó en Cádiz. Fue cabeza y maestro de una importante escuela de cirujanos que contó entre sus filas nombres de la talla de Francisco Canivell, Diego de Velasco, Francisco Villaverde, Francisco Puig y, sobre todo, su más inmediato sucesor, en quien culminó la cirugía española del siglo XVIII: Antonio de Gimbernat.